Carta a Florisa Haro de Vivanco, maestra

Fecha: 10 de octubre de 2003
Maestra Florisa Andrea, sólo usted sabe cómo lo hicimos sufrir, y usted a nosotros por supuesto; que desde el cielo, nos instruya y nos acompañe.
Poco modesto sería de nuestra parte forjar elogios de quien nos prodigó sabias enseñanzas en el Colegio y nos dispensó su amistad; de quien con su vida y obras, complementó los conocimientos impartidos desde el sitial del educador.
En lo que atañe a su obra en nuestro querido Colegio, podemos afirmar que fue plena y cabal. Enseñó el curso de Historia, materia ésta en la que no sólo enseñaba, sino hacía que sus alumnos aprendieran a ver; no revelaba, sugería, no conducía, orientaba; hizo a sus discípulos aptos para observar, pensar y determinar por sí mismos, o sea, para obrar.
Maestra genuina, tan genuina en su personalidad, que debió haber experimentado la más grande y profunda de las satisfacciones al poder entregarse sin reservas a la juventud estudiosa que siempre amó con el más maternal de los cariños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s